FANDOM


Nunca renunciaré a este sentimiento de odio que ha estado en mí desde ese día, el día en que lo perdí todo, mi familia, mis amigos, hasta mi propia dignidad.

–Ciel Phantomhive.


Ciel Phantomhiveシエル・ファントムハイヴ Shieru Fantomuhaivu?, es el actual líder de la familia Phantomhive,  dueño de la Compañía Funtom,  el distinguido "Perro Guardián de la Reina" y un Aristócrata del Mal. Tras un misterioso incendio que acabó con la vida de sus padres, Ciel realiza un contrato con el demonio Sebastian para poder obtener venganza a cambio de su propia alma.

Más tarde en el manga se revela que "Ciel Phantomhive" tiene un hermano gemelo que resulta ser el verdadero Ciel. Hasta el momento, el nombre real de "Ciel Phantomhive" es desconocido.

Apariencia

General

Ciel Phantomhive es un joven de 13 años con cabello de color azul oscuro y ojos azul cielo, siendo la pupila de un tono más profundo. Nina Hopkins, su sastre, describe a Ciel con un cuerpo "maravillosamente proporcionado". Sus piernas son delgadas y su cintura estrecha; asimismo, se podría decir que Ciel es pequeño para su edad, debido a su estatura y complexión física. Ciel suele vestir con trajes (que generalmente combinan el negro y el azul) propios de su estatus social.

Ciel lleva consigo dos anillos, uno de ellos lo utiliza en su pulgar izquierdo, y se trata de una pieza de plata adornada con un zafiro azul profundo que ha pasado de generación en generación. El otro es un anillo-sello dorado con el distintivo de la Familia Phantomhive. Ciel usa este en su mano derecha para sellar los documentos. Este último le fue entregado por su tía Angelina Durless al ser el único que no se consumió en el incendio.

Ciel tiene la marca de una quemadura de hierro al rojo vivo en la parte izquierda de su cuerpo, la cual recibió en sus tiempos como esclavo en un culto satánico.

Contrato

Ciel tiene la marca de su contrato con Sebastian en el ojo derecho, el cual se encuentra permanentemente activado. Debido a esto, Ciel cubre su ojo con un parche negro (elaborado con gaza) que ata con solo un cordón durante sus actividades diarias, mientras que por las noches utiliza uno blanco, esta vez atado con dos cordones. En la segunda temporada del anime (no canónica), el estilo de contrato de Ciel cambia según el demonio al que este corresponde.

Adulto

En la Ova "Ciel in Wonderland" se puede apreciar a Ciel como adulto por unos breves segundos, donde se le aprecia físicamente parecido a su padre, Vincent Phantomhive.

Personalidad

Antes del incendio 

Ciel Personalidad

Ciel cabizbajo.

Cuando pequeño, Ciel no solía salir de la mansión debido a la condición enfermiza que había heredado de su madre. Esto lo convirtió en un niño asustadizo y con baja autoestima, el cual siempre podía ser visto detrás de su padre por el miedo que le provocaban las nuevas personas, y como un espectador que tenía prohibido salir de casa y que pasaba sus días viendo a los demás divertirse desde la ventana.

A diferencia de su hermano, Ciel era un niño tranquilo y silencioso, casi imperceptible en la mansión debido a que se la pasaba la mayoría del tiempo leyendo o jugando dentro de su habitación. Ciel tenía un complejo de inferioridad con su hermano mayor, al cual describe como una persona "linda, fuerte, alegre y de confianza", mientras que él mismo se describe como aquel que no se convertiría en conde. Tras muchas comparaciones de su parte, este expresa con algo de envidia y tristeza que su hermano era muy afortunado.

Ciel a menudo llegaba a sentirse como una "carga" para los demás, ya que siempre estaba enfermo y no era capaz de hacer las mismas cosas que su hermano. Esto se demuestra cuando la familia está lista para irse a pasear en bote, pero Ciel continúa enfermo y es incapaz de hacerlo. En ese momento, Ciel cabizbajo dice que sería mejor que se fueran sin él, para que así no tuvieran que desistir de su viaje. Tanaka lo describe como una acción madura y seria de su parte, recompensándolo por su esfuerzo a pesar de conocer la tristeza que esto le provocaba. En palabras del anciano, Ciel era un niño con un corazón bondadoso y considerado con los demás.

Dentro de su condición, Ciel siempre sintió que era un niño feliz con personas que se preocupaban verdaderamente por él, recordando haber experimentado varios momentos de alegría.

Después del incendio 

Tras el incendio que acabó con la Mansión y la vida de sus padres, Ciel Phantomhive cambió drásticamente. Durante el tiempo que este estuvo desaparecido y dado por muerto, Ciel fue vendido como esclavo en el bajo mundo a un culto satánico. Fue entonces que este sufrió diversos traumas físicos, psicológicos y emocionales. Una vez que se rindió y convenció de que nadie vendría a ayudarlo, el miedo que tenía se transformó en ira.  

Completamente furioso por la humillación que sufrió su familia, Ciel se convierte en una persona deseosa de venganza y orgullo. Sebastian mismo comenta que, a pesar de ser pequeño, su ambición es digna de admirar. En los primeros días luego de conseguir escapar, Ciel continúa siendo un niño sin mucho conocimiento del exterior o conexiones, mimado y quizás ingenuo, sin embargo se puede apreciar emocionalmente más fuerte y  frío. Ciel Phantomhive adopta una personalidad serena y segura  como el líder de la Compañía Funtom, no obstante, personas cercanas a este en su infancia (como lo son su tía y su prometida), se dan cuenta de que algo ha cambiado desde el tiempo que estuvo desaparecido. 

Como "Perro Guardián de la Reina", Ciel es sumamente inteligente y un maestro del engaño. Capaz de hacerle creer al resto del mundo que es un niño prodigio completamente recuperado de su pasado, este sigue persiguiendo el deseo de hacerle pagar a los culpables que humillaron su apellido. Ciel se ha convertido en una persona que no duda en asesinar a otros, la mayoría de las veces tras juzgarlos bajo sus propios criterios. 

Debido a sus experiencias pasadas, Ciel sufre de estrés post-traumático. Esto se demuestra durante la saga del Circo de Noé, donde revive el mismo escenario y cae al suelo debido al choque emocional causado. Un nuevo ejemplo puede observarse en la saga del Bosque de la Bruja Verde, en el que el shock causado por el envenenamiento le hace tener una personalidad asustadiza y débil, razón por la cual reacciona violentamente hacia a los adultos.

En su rutina diaria, Ciel se comporta como una persona seria que disfruta de jugarle pequeñas bromas (crueles) a su mayordomo, Sebastian. Ciel intenta hacer que las demás personas no se preocupen por él, consintiendo en ocasiones pequeños deseos como una sonrisa o un paseo. No obstante, este podría ser descrito como una persona cruel y despreciable, pues todos sus movimientos son hechos para conseguir sus deseos y facilitar su camino a la meta, algo así como un juego de ajedrez. De esta forma, Ciel Phantomhive admite seguir con vida con el único propósito de conseguir su venganza.

​Historia

​Pasado

Nacimiento Gemelos

Nacimiento de Ciel y su hermano.

Ciel Phantomhive nació un 14 de diciembre de 1875 como hijo de Rachel y Vincent Phantomhive, tan solo unos minutos después que su hermano gemelo. Debido a su frágil estado de salud, condicionado por el asma heredado de su madre y la alergia a los gatos; Ciel solía pasar la mayoría del tiempo dentro de casa. A pesar de esto, solía disfrutar de pasar ratos agradables en la mansión jugando con su hermano, y sus primos Edward y Elizabeth Midford; además de salir ocasionalmente a fiestas y paseos con su padre.

En el décimo cumpleaños de los gemelos Phantomhive, ambos continuaban jugando en tanto los preparativos para la fiesta continuaban. No obstante, los hermanos comenzaron a sospechar cuando se dieron cuenta que Tanaka había tardado demasiado en llamarlos. Corriendo por la mansión para investigar qué estaba sucediendo, Ciel descubrió los cuerpos de Sebastian y sus padres sin vida. Mientras pedía por ayuda – y tras comprobar que todos en la mansión estaban muertos –, Ciel logró encontrar a Tanaka; el cual fue apuñalado por la espalda en tanto el pequeño Phantomhive era secuestrado por un desconocido.

Ciel y "Ciel" fueron vendidos cada uno al increíble pecio de dos personas; comprados y marcados al rojo vivo por sus nuevos dueños con la marca de la "bestia noble". Al principio, el comprador de los gemelos los trató con amabilidad, ofreciéndoles un baño y una invitación a una fiesta espléndida con carne de caza. Ciel, animado por este giro de los acontecimientos, le susurró a su hermano que habían sido salvados por una buena persona; no obstante, este permaneció sospechando del comportamiento del hombre. Ambos hermanos fueron posteriormente vestidos y llevados a una habitación llena de adultos enmascarados. Estos declararon que su deseo era manifestar a su rey demonio, para lo cual Ciel y su hermano; corderos con almas puras e inocentes, habían sido llevados con el propósito de ser corrompidos y servir como sacrificios. Acto seguido, los niños fueron atacados y violados por la multitud.

Ciel y su hermano fueron puestos en una jaula mientras eran observados por los adultos. Dentro de los barrotes, Ciel se preguntaba por qué no había nadie allí para ayudarlos. Uno de los hombres enmascarados tomó entonces a su hermano, colocándolo sobre la mesa de sacrificios y apuñalándolo cruelmente ante la cara horrorizada de Ciel y la risa de los espectadores.

Completamente seguro de que no había ningún Dios que los salvaría, Ciel logró invocar al demonio que más tarde llamaría Sebastian Michaelis, el mismo que había respondido a su llamado a través del incidental sacrificio de su hermano. Sebastian apareció en su verdadera forma y le dijo que aquello sacrificado no volvería, ofreciéndole hacer un contrato a cambio de hacer realidad cualquiera de sus deseos. Ciel declaró que quería el poder para vengarse de aquellos que lo habían humillado a él y a su familia. A pesar de los intentos de los miembros de la secta por evitar que hablara, Ciel y Sebastian formalizaron su contrato.
Marca de Ciel

Ciel recibe la marca del contrato en su ojo.

Al preguntarle por el lugar donde iría la marca, Ciel declaró no importarle siempre y cuando tuviera un poder más fuerte que el de cualquier otra persona; Sebastian lo llamó codicioso, y decidió colocar la marca del contrato en su ojo derecho, causándole a Ciel un dolor insoportable. Acto seguido, Ciel le ordenó asesinar a todos e incendiar el edificio; pero no sin antes tomar el anillo de los Phantomhive del cadáver de su hermano. Una vez desaparecidas las instalaciones que lo vieron sufrir, Ciel declaró sus órdenes absolutas al demonio: protegerlo y nunca traicionarlo, obedecer sus órdenes sin importar nada; y nunca mentirle.

El primer lugar al que acudieron después de estos eventos fue el Hospital Real de Londres donde trabajaba su tía; re-encontrándose con Tanaka, y consiguiendo un carruaje para llevarlo de regreso a su mansión. Ciel y Sebastian vieron la mansión en ruinas y posteriormente visitaron las tumbas de él y sus padres, donde el Phantomhive rompió en llanto por su pérdida. Sebastian se fue brevemente, y cuando regresó junto a su amo, este descubrió que la casa había sido reconstruida por el demonio en cuestión de minutos. Más tarde, Ciel tomaría su lugar como el conde Phantomhive y el Perro Guardián de la Reina frente a su majestad.

​Arco del Mayordomo Negro

Una mañana, Sebastian Michaelis, el mayordomo de los Phantomhive, despierta a Ciel y le sirve un elegante desayuno. Viste a su amo y le informa su horario. A medida que avanza el día, se destacan las habilidades meritorias de Sebastian como luchador y sirviente. Ciel le dice a su mayordomo que ha recibido una llamada de Italia de Chlaus, un amigo de la familia; informándole que llegaría a las seis de la tarde. Sebastian promete brindar hospitalidad y pone manos a la obra en los preparativos.

En la tarde de ese mismo día, Chlaus llega, y Ciel le pide su producto. Chlaus entrega un "juego", el cual le dice que es difícil de obtener. Sin embargo, Ciel solicita otro, argumentando que los niños son codiciosos con los juegos.

Sebastian los interrumpe y les sirve la cena. Las cosas progresan sin problemas hasta que Mey-Rin accidentalmente derrama vino sobre el mantel. Sebastian entonces tira del mantel manchado limpia y rápidamente de la mesa sin interrumpir la comida ni derribar los platos. Ciel le dice a Chlaus que ignore el mantel y continúe comiendo tranquilamente. Chlaus alaba al mayordomo de Ciel y disfrutan de un postre japonés hacia el final de la velada.

Al día siguiente, Ciel y Sebastian van a Londres para comprar un nuevo bastón, después de que Finnian rompiera el otro. El tendero confunde a Sebastian como el dueño del bastón, para irritación de Ciel. El mayordomo asusta al tendero con el bastón, y luego lo paga antes de salir de la tienda junto a su amo.

Cuando llegan a casa, Ciel se sorprende al encontrar que su mansión y sus sirvientes están decorados con accesorios femeninos. Él descubre que su prometida, Elizabeth Midford, es responsable de esto. Ella quiere celebrar un baile a pesar de la consternación de Ciel. Sebastian le recuerda que no puede darse el lujo de rechazar a Elizabeth fríamente ya que ella es la hija de la familia Midford y su futura esposa. También señala que ella es hija de un marqués, por lo tanto, más alta en posición social que un simple conde, que es la noble posición de Ciel. Sebastian pronto concluye que Ciel no tiene experiencia bailando (razón por la cual es reacio a unirse a Elizabeth en el baile) y se ofrece a enseñarle lo básico.

C002I7

Sebastian detiene a Ciel de golpear a Elizabeth.

Después de las clases de baile, Ciel sale a saludar a Elizabeth. Ella está emocionada hasta que nota el anillo azul de Ciel, el cual le arrebata afirmando que le importa más el anillo que sus sentimientos. Ciel exige que se lo devuelva, y su ferocidad la hace entrar en llanto. Elizabeth entonces arroja el anillo al piso con fuerza, causando que se rompa en pedazos. Ciel está horrorizado e intenta abofetear a Elizabeth, pero Sebastian lo detiene. Después de calmarse, Ciel recoge el anillo roto y los arroja por la ventana, declarando que él permanece como el jefe de la familia Phantomhive incluso sin el anillo. Luego limpia las lágrimas de Elizabeth y danza con ella.

En su habitación, Ciel distraídamente busca su anillo azul y recuerda que ya no está. Sebastian comenta que el anillo es realmente muy importante para él y que solo había hecho una ostentosa escena al tirarlo por la ventana para Elizabeth. El mayordomo pone su mano sobre la de Ciel, y cuando la retira, el anillo reparado está en su pulgar. Aunque Ciel se sorprende por tenerlo de vuelta, comenta cómo el anillo ha sido testigo de la muerte de sus amos: su abuelo y su padre. Irrefundablemente, dice, un día se enfermaría y moriría con el anillo. Sebastian lo arropa en la cama, y Ciel le ordena que permanezca a su lado hasta que se quede dormido.

En otra ocasión, Ciel está jugando al billar con los otros Aristócratas del Mal, donde promete que atrapará a la "rata" pronto, ya que había recibido los ingredientes; es decir, las drogas, de Chlaus. Ciel luego se retira a su estudio, donde es capturado por un atacante invisible.

No mucho tiempo después, se revela que el secuestrador es el traficante de drogas italiano, Azzurro Vanel de la familia Ferro, el cual ata y vence a Ciel. Azzurro dice que odia a los ingleses porque son demasiado sumisos con la Reina. Este le pide a Ciel que coopere, pero Ciel dice que se niega a conspirar con una sucia "rata de alcantarilla". Azzurro exige saber la ubicación de las drogas que Chlaus obtuvo, amenazando con matar a los sirvientes de Ciel si no se lo dice, ante lo cual el Phantomhive simplemente se ríe. Azzurro patea a Ciel y le dice a sus francotiradores que maten a los sirvientes de la mansión.

Ciel Secuestrado

Ciel es golpeado mientras es mantenido como rehén.

Poco después, los francotiradores informan a Azzurro por teléfono que han fallado en su misión de asesinato. Enfurecido, Azzurro les ordena que regresen de inmediato, pero los hombres comienzan a gritar ante un ataque que se aproxima y la llamada se corta. Ciel se ríe entre dientes, y como resultado es pateado tumultuosamente por el indignado Azzurro. Sebastian contesta el teléfono, presentándose como miembro de la familia Phantomhive, y anuncia que irá por Ciel pronto.

Sebastian llega e intenta entregar el rescate, pero hombres ocultos comienzan a dispararle en múltiples ocasiones, infligiendo heridas aparentemente fatales. Azzurro se jacta de ser el ganador del juego, amenazando con vender a Ciel y quitándole el parche. Ciel le pregunta a Sebastian cuánto tiempo planea seguir jugando a hacerse el muerto. En respuesta, Sebastian se pone de pie y "devuelve" las balas arrojándolas hacia los hombres y matándolos.

Sebastian y Ciel bromean por un rato, angustiando enormemente a Azzurro, el cual amenaza con disparar a Ciel en la cabeza. Cuando Sebastian decide no rescatarlo inmediatamente, Ciel le pregunta si se atreve a ir contra el contrato. Sebastian responde negativamente, asegurándole que eso sería impensable. El ojo derecho de Ciel brilla con el sello del contrato, y le ordena al mayordomo que lo salve. Azzurro dispara impulsivamente a Ciel, pero pronto descubre que Ciel todavía se encuentra con vida. Sebastian aparece detrás de Azzurro con la bala que disparó y la deja caer en su bolsillo. Luego deja a Ciel en una silla, lo libera de sus ataduras y elimina a Azzurro.

Más tarde, Ciel y Sebastian regresan a la mansión donde los otros sirvientes los reciben con afecto. Sebastian pide el perdón de Ciel, declarándose culpable de no haber terminado los preparativos de la cena.

En algún momento después del incidente, Sebastian despierta a Ciel. Ciel le dice que haga preparativos para el evento de caridad del orfanato de Lord Barton del día siguiente. Sebastian prepara muchas golosinas; una de las cuales es un modelo de un conde diligentemente esculpido en chocolate. Ciel secretamente roba la cabeza de la escultura, se la lleva con él a su estudio donde la degusta y finalmente se duerme. Cuando Sebastian lo descubre, lo reprende por sus acciones.

Arco del Mayordomo Rojo

Es la temporada social en Londres, y Ciel ha sido invitada a innumerables eventos de diferentes variedades. Ciel y Sebastian viajan en un carruaje a la ciudad y llegan a la casa del conde en Londres, donde se encuentran a Lau, Angelina Durless y su mayordomo, Grell Sutcliff, saqueando su casa en búsqueda de té. Ciel se queja diciendo que son las personas a las que menos quería ver. Sebastian se disculpa por no haberlos acomodado antes, ya que no tenía idea de la llegada de los invitados, y les prepara té. Ciel luego habla sobre el caso de Jack el Destripador, y para obtener más información van a ver al director de la funeraria de Londres, Undertaker.

Todos llegan a una tienda de mal aspecto donde se encuentra Undertaker. Undertaker aparece fuera de un ataúd y les informa que todas las prostitutas asesinadas tenían algo en común. Sin embargo, él pide una compensación (que es una "risa de primera clase") antes de revelar esos detalles cruciales. Después de que Sebastian lo hace reír con éxito, Undertaker revela que a todas las víctimas les habían quitado el útero. El trabajo del culpable indica que tiene que ser alguien con experiencia en el campo de la medicina.

Durante el viaje en carruaje a casa, especulan que cualquier persona con entrenamiento médico podría ser el asesino, y que el útero y los órganos probablemente fueron retirados para su uso en un ritual de magia negra. Sebastian salta del carruaje en movimiento para compilar una lista de posibles sospechosos según lo ordenado por Ciel.

Debido a que Grell se va por un camino equivocado, Ciel y compañía llegan tarde a casa. Al arribar, Sebastian los recibe con el té preparado y la investigación finalizada. El mayordomo les muestra una lista de nombres que se ajusta a sus descripciones, y descubren que la única persona que se ajusta a sus criterios es el Vizconde Druitt, Aleister Chamber. Sebastian informa que a las siete del mismo día, el Vizconde estará organizando una fiesta; siendo el momento más conveniente para investigar. Angelina usa su popularidad para organizar invitaciones y que todos puedan asistir al evento. Sebastian le dice a Ciel que no debería asistir usando el nombre Phantomhive, por lo que debería usar su oportunidad correctamente.

Esa noche, Angelina y Grell asisten a la fiesta como sí mismos, Ciel como niña (la sobrina del campo de Madame Red), Sebastian como tutor de la casa de Ciel, y Lau como el amante de Angelina. Todos entran a la fiesta en busca de Aleister, pero no contaban con la presencia de Elizabeth Midford en el evento. Ciel y Sebastian hacen grandes esfuerzos para evadir a Elizabeth y así evitar que la identidad de Ciel no se descubra y, en consecuencia, se viera afectada.

C007I5

Ciel es dejado inconsciente por Aleister.

Poco después, Ciel se encuentra con Aleister y este último lo lleva a una habitación detrás de las cortinas. Ciel entra precariamente solo para notar una fragancia anormal y dulce en el aire. Él comienza a marearse, y su visión del vizconde se vuelve más tenue. Cuando este se da cuenta que tiene que escapar, la droga lo deja inconsciente.

En un breve flashback, se muestra a Sebastian poniendo un corsé a Ciel, quien afirma dramáticamente que sus órganos se están saliendo. Ciel luego se despierta para encontrarse con los ojos vendados y sus extremidades atadas. Este oye la voz del vizconde hablando a un público determinado, que anuncia a Ciel como el elemento que han estado anticipando. Él les permite mantener a Ciel en una jaula, "jugar con ella" todo lo que quieran, usarla en una ceremonia, o bien que sus partes podrían venderse según lo que prefiera el cliente. Ciel concluye que se trata de una subasta clandestina, y que Aleister es responsable de los asesinatos de Jack el Destripador. Una persona se quita la venda y comienza la apuesta por Ciel. Sin embargo, Sebastian aparece para rescatarlo, y logran escapar antes de la llegada de la policía.

A la mañana siguiente, el periódico afirma que ha habido otro asesinato por parte de Jack el Destripador la noche anterior. Ciel queda estupefacto porque Aleister Chamber no fue a ninguna parte esa noche. Este le dice a Sebastian que organice otra lista de sospechosos ya que, obviamente, Aleister no es el asesino.

Más tarde, Angelina entra a la habitación mientras Ciel está trabajando y se ofrece a jugar ajedrez con él. Cuando comienzan a jugar, Ciel explica su relación con Sebastian. Angelina responde que, aparte de ser el perro guardián de la reina, debería tener otra forma de vivir, una forma más alegre en lugar de perseguir la venganza. Ciel la corrige, diciéndole que no desea venganza al ser esto solo una muestra de egoísmo. Él había hecho todo eso por sí mismo porque deseaba que aquellos que traicionaron a la familia Phantomhive experimentaran el mismo nivel de humillación y sufrimiento que él. Ciel derrota a Angelina en el ajedrez por 46° ocasión, y ella comenta que siempre pierde contra él en el ajedrez. Ciel le da un beso de buenas noches en la mejilla, diciendo que tuvo un momento feliz jugando con ella, y se retira para descansar. En la habitación de Ciel, Sebastian le informa de sus hallazgos y le dice que tome una decisión.

Más tarde, Ciel se disfraza de un niño pobre y Sebastian lo acompaña a un conjunto de edificios. Ambos están en guardia fuera de la habitación del próximo objetivo del asesino para esperar la llegada de Jack el Destripador, cuando escuchan un grito desde la casa de la prostituta, a pesar de no haber visto entrar a nadie. Estos se apresuran hacia adentro, sin embargo Sebastian evita que Ciel sea testigo de la escena. Rápidamente se descubre que Grell es el asesino, quien comienza a dar una débil excusa para explicar por qué estaba allí, a pesar de estar cubierto de manera inequívoca con la sangre de la prostituta. Grell pronto revela su verdadera identidad como shinigami, y Angelina se revela a sí misma como su compañera en el crimen.

Ciel dice que su nombre había estado en la lista de sospechosos, pero que ningún humano podría haber cometido el acto. Sin embargo, Grell (siendo un shinigami y co-criminal) poseía las habilidades sobrenaturales que permitirían el acceso a la habitación de la prostituta sin que Ciel y Sebastian lo supieran. Además, ello explicaría el que pudieran viajar rápidamente a la escena del crimen desde la fiesta del vizconde. De esta forma, se concluye que tanto Angelina como Grell tuvieron que actuar juntos como Jack el Destripador. Ciel y Sebastian revelan también una conexión adicional entre todas las prostitutas: todas habían abortado en el hospital de Angelina. La prostituta que Sebastian y Ciel habían estado vigilando era el último nombre en la lista, pero desafortunadamente habían podido salvaguardar su vida.

Angelina comenta que es triste que se haya dado cuenta porque ahora ya no podrían jugar al ajedrez juntos. Grell saca su Guadaña de la Muerte y ataca a Ciel, pero Sebastian lo detiene. Ciel se quita el parche y ordena a Sebastian que los capture. Sebastian se quita el abrigo para proteger a Ciel de la lluvia, y le promete que le hará leche caliente cuando regresen a la mansión. Grell luego salta entre Sebastian y Ciel con su guadaña, y él y Sebastian luchan.

En la calle, Ciel le pregunta a Angelina por qué cometió esos asesinatos. Ella agita un cuchillo, se llama a sí misma "la presa", y afirma que solo hay un camino. Él la cuestiona de nuevo, pero ella dice que no lo entendería incluso si le contara la razón de sus acciones. Angelina se balancea hacia él para matarlo, gritando que sería mejor si Ciel nunca hubiera nacido, pero entonces comienza a dudar. Sebastian, dándose cuenta del ataque, corre hacia ella para matarla, pero Ciel le ordena que se detenga.

C010I3

Madame Red es apuñalada frente a Ciel.

Cuando lo hace, Ciel se da cuenta de lo herido que está Sebastian, y Grell comenta que Sebastian tiene una gran resistencia porque fue a salvar a Ciel aun cuando uno de sus brazos estaba inutilizable. Grell le ordena a Angelina que mate a Ciel, pero esta le dice que no puede. Grell se pregunta qué le sucedía, ya que ella había matado a tantas mujeres; y dice que si ella no lo mata, será su turno de ser asesinada. Angelina se niega, y Grell la apuñala directamente en el pecho con su guadaña de la muerte. Grell se despide, pero Ciel le ordena a Sebastian que lo atrape. Ambos reanudan el combate, y tras un poco de tiempo, Sebastian gana la ventaja. Cuando está a punto de matar a Grell con su propia guadaña, aparece William T. Spears, otro shinigami. William se disculpa y arrastra a Grell lejos. Una vez los shinigami se marchan, Ciel se encuentra cansado y Sebastian sugiere que se vayan a casa.

En el funeral de Angelina Durless, Ciel llega tarde llevando consigo un vestido rojo. Él camina hacia su ataúd, y dice que las flores blancas y la ropa tenue en la que fue colocada no le quedan bien, porque solo el rojo apasionado lo hace. Ciel une su frente con la de ella mientras los pétalos de flores rojas flotan a través de la capilla, para sorpresa de los invitados. Dejando el vestido rojo allí, Ciel le dice a su tía que descanse en paz.

Afuera, en el cementerio, Lau pregunta si Ciel le contó la verdadera identidad de Jack el Destripador a la reina, a lo que Ciel responde que encontró que eso era innecesario, ya que los asesinatos de Jack el Destripador habían sido detenidos. Lau dice que esta decisión hará que se "hunda en el barro", debido a su negativa a buscar ayuda. Ciel toma represalias al decir que el opio y las tiendas de intoxicantes de Lau seguramente serán cerradas por la policía. Lau no le da importancia, diciendo que puede encontrar un nuevo negocio, ya que su interés en Inglaterra y en Ciel aún no se ha agotado.

Ciel y Sebastian se separan de Lau y van a hablar con Undertaker. Undertaker le dice a Ciel que es amable al darle a una prostituta sin nombre su propia tumba. Sin embargo, Ciel lo niega, argumentando que había tenido muchas oportunidades para salvar a esa mujer, pero había colocado capturar al asesino por sobre su vida e incluso había dejado morir a su propia tía por la misma razón. Undertaker le pregunta si se siente arrepentido, a lo que Ciel dice que no, porque el asesino se ha ido y la reina Victoria puede estar tranquila. Undertaker comenta que no le gusta la reina porque ella obliga al conde a realizar tareas difíciles. Ciel responde que es el karma con el que ha cargado su familia, mismo que ha heredado junto con su anillo. Undertaker comenta que el anillo actúa como un collar y pronto se marcha, diciendo que el conde y su mayordomo pueden optar por detenerse en cualquier momento.

Sebastian está de acuerdo en que Ciel es amable, o bien un cobarde, porque en ese momento Ciel tenía un arma oculta, pero no había apretado el gatillo. Había dudado en matar a Angelina, incluso cuando Sebastian insistió en hacerlo. Sebastian adivina que esto es porque Ciel estaba demasiado asustado. Ciel rechaza esta afirmación y dice que el trabajo de Sebastian era protegerlo, independientemente de si Ciel se protegía a sí mismo. Ciel dice que dado que los demonios no tienen convicciones ni lealtades, Sebastian lo protegería por el bien de los principios y la estética de un demonio. Luego Sebastian le pregunta por qué le impidió matar a Angelina, y Ciel explica que ella dudó en matarlo y perdió de vista su próximo movimiento. Ciel dice que no se arrepentirá de las decisiones que le han permitido avanzar, y le ordena a Sebastian que nunca lo traicione ni lo deje.

Un mes después de la muerte de Angelina, Ciel sueña con el incidente que ocurrió durante una noche tormentosa, en el que había perdido todos sus sueños y esperanzas. Estaba cara a cara con la muerte cuando vio a un cuervo negro volar sobre su cabeza, y su mirada está llena de un espejismo que le dice que los muertos nunca volverán a la vida. Sebastian viene para despertar a Ciel, y poco a poco se despierta de su pesadilla solo para poner un arma en la frente de Sebastian, diciéndole que no lo toque.

Sebastian le prepara té con leche para calmar sus nervios. Él le sugiere no leer las obras de Edgar Allan Poe antes de dormir, pero Ciel lo rechaza y dice que hará lo que le plazca. Sebastian le informa que Frances y Elizabeth Midford estarán de visita esa tarde, con lo cual Ciel se siente ansioso y le ordena a Sebastian que haga los preparativos rápidamente. Poco después, los Midford llegan por la mañana, en lugar de por la tarde como estaba previsto, lo que Ciel esperaba. Él y Sebastian salen a saludarlos, y Frances comenta que los flequillos de Ciel y Sebastian son indebidamente largos, y que deberían tomar el ejemplo de Tanaka. Ella, imperiosamente, los agarra a ambos y peina sus flequillos con cuidado. Afligida por el "holgazanear" de Ciel y la "indecencia" de Sebastian, Frances decide comenzar a reentrenarlos, terminando en los establos. Al ver los espléndidos caballos, Frances desafía a Ciel a un concurso de caza, y ella se burla de él diciendo que la caza es demasiado extenuante para el conde, ya que tiene una constitución pequeña y delgada, similar a la de una niña. En respuesta, Ciel le ordena a Sebastian que comience los preparativos.

Elizabeth, Ciel, Sebastian y Frances avanzan hacia el bosque. Sebastian establece las reglas y el límite de tiempo de tres horas. Tan pronto como él les permite comenzar, Frances sale corriendo, y Ciel intenta que Elizabeth se baje de su caballo. Mientras ella argumenta, Frances obtiene el primer punto tras haberle disparado a un pájaro. Ciel saca su arma y dispara a un ave justo al lado de la oreja de Elizabeth para igualar la puntuación. Esto la asusta, pero él dice que no perderá en una competición. Ciel luego le dice a Elizabeth que se quede con Sebastian ya que sería demasiado peligroso.

Al final de la competencia, Ciel y Frances están empatados con la caza de quince animales cada uno. Van a almorzar, y Frances declara que no estará tranquila hasta que se declare un vencedor. Ciel está de acuerdo, señalando que las ocasiones en que él está de acuerdo con ella son poco comunes. Sebastian organiza otra competencia por la tarde.

Mientras comen, un oso sale del bosque y se dirige hacia Elizabeth. Ciel se zambulle sobre ella para protegerla, y parece que Frances es capaz de matar al oso antes de que pudiera atacar. Ciel admite que perdió, ya que ella mató al decimosexto animal, y ella lo elogia por su valentía. Ella lo reconoce digno de ser su futuro yerno, y deciden irse a casa.

C014I4

Frances felicita a Ciel por su cumpleaños.

De vuelta en la mansión, los sirvientes revelan una sorpresa que tienen por Ciel: un pastel y decoraciones. Frances, que parece molesta, dice que los sirvientes le ganaron, ya que ella había venido hoy para desearle a Ciel un feliz cumpleaños número trece. Ciel ofrece una sonrisa genuina y le da las gracias a todos. Acto seguido celebran y admiran la nieve.

Arco del Mayordomo Hindú

Arco del Circo del Arca de Noé

Arco del Asesinato en la Mansión Phantomhive

Arco del Weston College

Arco del Atlántico

Arco de la Bruja Verde

Arco del Culto Azul

Relaciones

Frases

Curiosidades

  • De acuerdo a la encuesta de popularidad, Ciel es el segundo personaje más popular de la serie con 3,158 votos; rankeando entre los "Seis Demonios".
  • Ciel lee libros de varios autores famosos como Arthur Conan Doyle y Edgar Allan Poe.
  • Ciel significa "Cielo" en francés.
  • La "Marca de la Bestia" se encuentra originalmente ubicada a la izquierda en su espalda baja, sin embargo en la primera temporada del anime se le puede ver justo debajo de su pectoral izquierdo.
  • Al igual que su difunta madre, Ciel sufre de asma.
  • Se sabe que Ciel odia la comida picante, sin embargo, se le vio disfrutar muy gratamente del Pan de Curry que le fue dado por Agni y Soma.
73

Arma de Ciel

  • A pesar de la adoración de Sebastian hacia los gatos, Ciel no permite en ningún momento que estos se les acerquen, debido a que es alérgico. No obstante, este ha declarado que su alergia es irrelevante y que no permite alojarlos en la mansión únicamente para no darle gusto a Sebastian.
  • Es particularmente bueno usando un arma y en todo lo relacionado a la caza, ademas, se sabe que Ciel siempre lleva un arma en sus misiones como proteccion, aunque rara vez la use ya que según él ese es trabajo de Sebastian. También se sabe que duerme con un arma debajo de su almohada.
  • Los animales favoritos de Ciel son los caballos y los perros.
  • A pesar de que a Ciel no le gusta el deporte y odia caminar, le gusta montar a caballo.
  • A Ciel no le gusta la mostaza ni el wasabi.
  • Ciel desprecia la mala comida, comiéndola solo por razones diplomáticas.
  • Debido al parche en su ojo derecho, Ciel tiene problemas para calcular distancias apropiadamente.
  • Antes de que Yana Toboso se decidiera por su nombre, varios otros fueron considerados. Por ejemplo: Estelle, Angel, Angelo Fate, Celestial, Sense, Celeste, Celesta, Voltaire, Azur, Rain, Lazulite y Lapis. A su vez, sus tentativos apellidos fueron Be Hive, Faust y Ghosthive.
  • Cuando lleva guantes, sus anillos los lleva por encima.
  • Debido a su apariencia frágil e inocente pudo disfrazarse de mujer y no ser reconocido.
  • Toca el violín.  
  • Ciel es uno de los personajes cuyo diseño fue solo ligeramente cambiado durante la pre-producción.
  • Sufre de Trastorno Postraumático.
  • En la segunda temporada, Ciel fue dado por muerto el 26 de Agosto de 1889 a la edad de 13 años. 
  • Para formar parte del Circo Arca de Noé cambió su nombre por el de Finnian, y posteriormente fue llamado Smile. 
  • La primera y última vez que llamó a sus padres llorando fue el día que regresó a la mansión y que esta fue reconstruida tras haber hecho el contrato con Sebastian.
  • Ciel puede hablar fluidamente el francés (su mejor área) y escribir/entender el latín, sin embargo, a pesar de leer bien el Alemán no logra pronunciarlo. 
  • Su flor favorita es la rosa silvestre.
  • Fue víctima de la maldición del Bosque al igual que Sebastian.
  • Ciel le puso el nombre "Sebastian" a su mayordomo porque así se llamaba su perro.
  • Al final de la segunda temporada es convertido en demonio, y al igual que Sebastian, sus ojos cambian de color. Sin embargo este acontecimiento fue abandonado en la tercera temporada.
  • En la Ova "Ciel in Wonderland" parte 2, se puede observar a este como adulto por un breve periodo de tiempo. 
  • Según Bravat, Ciel se encuentra bajo la protección divina de Sirius, la estrella más brillante. Ésta tiene varios significados: "Líder", "Cruel", "Estrella Perro", entre otros. 
    • Irónicamente, la estrella "Sirius" siempre ha sido una estrella binaria compuesta por Sirius A y Sirius B, esta última opacada por el brillo de Sirius A.
  • Sir. Henry, en la primera temporada del anime e independiente del manga, llama a Ciel "Chihuahua" y "Toy Poodle", ambas las razas más pequeñas de perro que existen. 

Navegación

Mansión Phantomhive
Ciel PhantomhiveCiel VerdaderoVincent PhantomhiveRachel PhantomhiveClaudia Phantomhive
Sebastian MichaelisTanakaBaldroyFinnianMey-RinSnakePlutoSebastian

Nobleza
Ciel PhantomhiveCiel VerdaderoVincent PhantomhiveRachel PhantomhiveClaudia Phantomhive
Angelina DurlessBurnettLauAlexis Leon MidfordFrances MidfordEdward MidfordElizabeth Midford
Alois TrancyCondesa TrancyAleister ChamberChlausDiederichUndertakerSoma Asman Kadar
Derrick Arden