FANDOM



Ese Mayordomo, Asalta es el capítulo 114 del manga Kuroshitsuji.

PortadaEditar

Aparece Ciel Phantomhive descansando sobre una esfera que revela las cuatro estrellas protectoras: Polaris, Vega, Canopus y Sirius. "Aquellas personas de la esfera celestial... ofrecen en sacrificio al muchacho elegido por la eternidad"

TramaEditar

El mayordomo va a recibir a su amo que vuelve de su misión de infiltración en solitario. Entre la multitud, fuera del Salón de Música Sphere, Sebastian Michaelis le da la bienvenida a su amo, y observa que ha venido cargado con un buen botín. Ciel Phantomhive sube al carruaje mientras le entrega los regalos, y dice que fue Violet quien insistió en dárselos.

Ya en camino, Sebastian pregunta por lo sucedido allí adentro, y dice que parecía haber sacado provecho de la siesta para descansar. Ciel, con frustración, dice que los 4P empezaron a cantar, pero que no recordaba lo sucedido después. Aún así, estaba seguro de que había inhalado algún somnífero, y que ni él, ni las demás personas, habían resultado heridas. Sebastian Michaelis se burla de su amo diciendo que en resumidas cuentas, lo único que fue capaz de hacer fue obtener dulces. Ciel le ordena que se detenga, y la pregunta si habían novedades de su parte. Sebastian responde que se encontró casualmente con Fred Abberline, y que este tenía un mensaje para él. Cadáveres extraños habían sido encontrados últimamente con ciertas particularidades; casi todos estaban inmaculados, sin ninguna herida visible o signos de post mortem. Ciel Phantomhive se pone pensativo al respecto, entretanto Sebastian agrega que las profesiones de las víctimas eran bastantes diversas, lo que llevaba a Abberline a lamentarse por el lento progreso en las investigaciones, y a pedir su cooperación si encontraban información que pueda ser de utilidad. Ciel Phantomhive se ríe con ironía ante la idea de tener al Scotland Yard pidiéndole ayuda. Sebastian dice que el inspector a constatado que aunque no le gustaban los métodos del perro guardián de la reina, su objetivo de proteger a las personas era el mismo. Ciel se queda perplejo por unos segundos, y sonríe diciendo que "es el tipo de persona que no hará más que estancarse en la vida". Acto seguido, menciona que necesitará más información respecto a los cadáveres.

Sebastian, adelantándose a los pensamientos de su amo, saca un mapa de las cercanías en las que había indagado mientras esperaba su regreso. En total había descubierto dieciocho cuerpos, de los cuales solo cinco correspondían a la descripción de "cadáveres embellecidos", con el resto habiendo entrado en estado de descomposición. Todos habían sido enterrados y dejados podrir en el bosque al este de Londres. Ciel se sobresalta por la cifra, mientras el mayordomo asiente a sus suposiciones. Juzgando por la información de personas desaparecidas, habían grandes posibilidades de que esos cuerpos pertenecieran a personas con diferentes ocupaciones, y por lo tanto, con nada en común. Ciel declara que están ante una serie de homicidios ordenados, y le ordena al mayordomo recolectar los cuerpos y hacer que alguien los examine. Sebastian asiente, pero le pregunta si tiene a alguien en mente para ese trabajo, ya que Undertaker no estaba allí para hacerlo. Ciel cae en cuenta de que tiene razón, y ordena dejarle ese trabajo a Abberline.Sebastian acepta su petición, pero mientras se inclina hacia él sus sentidos lo ponen alerta. Lanzándose sobre su amo, este comienza a sacarle la camisa. Ciel se enoja ante la injustificada acción de su mayordomo, pero este le observa fijamente diciendo que percibe el olor de la sangre. Y en efecto: había una diminuta marca de aguja en su cuerpo. Sebastian se disculpa por su negligencia y lo toma entre sus brazos mientras salta del carruaje para curarlo inmediatamente.

Frente a la nueva mansión de Sieglinde Sullivan, Sebastian llama a la puerta. Wolfram no tarda en salir con una actitud intimidante, pero cambia por completo cuando cae en cuenta de que se trata de ellos. Sebastian se disculpa por interrumpir tan tarde, pero necesitaban de Sullivan para que revisara a su joven amo. En ese instante, Sullivan baja por las escaleras montada en un invento de su creación llamado "Piernas de Araña", con las cuales podía moverse sobre cualquier camino. Ciel se asusta de la nueva invención de la chica, pero Sebastian le dice a esta que su amo podría estar envenenado. Sullivan los conduce a su habitación, la cual es un nuevo shock para el Phantomhive: toda esta había sido remodelada por la Reina Victoria para ella. Sullivan le pide que tome asiento para ser revisado, sin embargo no logra encontrar nada fuera de lo normal. Ciel afirma que solo se encuentra un poco aturdido, con lo que Wolfram llega a preguntarse si cabía la posibilidad de que en realidad le haya sido extraído algo más como la sangre, al ser la explicación más coherente para su anemia. Ciel quiere suponer que es así, pero eso no tendría sentido o valor alguno. Wolfram le aclara que no es del todo cierto, ya que podía ser usada para una transfusión de sangre. Ante la nueva posibilidad, todos los presentes quedan anonadados. Wolfram había escuchado hablar de ese procedimiento cuando formaba parte del ejército; este había sido utilizado para salvarle la vida a los soldados durante la guerra Franco-Prussiana. Sieglinde expone que el porcentaje de que tenga éxito es muy bajo, y el método imperfecto; pero Wolfram apela a que no es imposible, ya que inclusive en esos momentos el ejército seguía buscando las condiciones perfectas para que ese "milagro de la ciencia" sea efectivo. Sebastian logra entender el verdadero costo de las reuniones en el Salón Sphere. Todos estaban siendo manipulados para asistir mientras les robaban sangre. Ciel dice que aunque sean meras suposiciones, esas reuniones eran una verdadera amenaza, y Elizabeth se encontraba allí. Este se levanta de su lugar con un plan en mente: mostrarle la abrumadora verdad a todas esas personas.¿

Mientras tanto, en un callejón de Londres, Grell Sutcliff anota la muerte de un niño pequeño, maldiciendo a su trabajo por haberle hecho cancelar una manicura. Un shinigami aparece a sus espaldas, y Grell le llama por su nombre: "Othello". Este dice que la última vez que salió al mundo de los humanos fue hace casi cincuenta años, pero que su peculiar olor seguía siendo el mismo. Grell comenta que es extraño ver a un shinigami del departamento de forenses en la escena del crimen. Othello contesta que ha sido debido a las anormalidades en los casos de últimamente, y que si habían decidido enviarle, los superiores se estaban tomando seriamente la situación. El departamento de forenses shinigami ha liberado a uno de los suyos para que investigue en Londres, ¿pero por qué exactamente...?

PersonajesEditar

NavegaciónEditar

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar