FANDOM


Ese Mayordomo, Hurta es el capítulo 111 del manga Kuroshitsuji. Forma parte del Arco del Culto Azul, y fue lanzado en diciembre de 2015.



PortadaEditar

Aparece Bravat sosteniendo una taza, rodeado por estrellas y con una expresión de felicidad.

Puedo ver tu futuro en el brillo de tus ojos

TramaEditar

Después de declarar que Sebastian Michaelis no es humano, Bravat ríe, señalando que, ahora, Sebastian y Ciel deben asumir que no es humano, tampoco. Cuando Sebastian le pregunta por qué Bravat piensa que no es humano, Bravat afirma que él puede decir mucho simplemente mirándolo; él describe a Sebastian como una oscuridad que engulle la luz de las estrellas; las estrellas se que se veían atraídas hacia él vagaban en la oscuridad por toda la eternidad, parecido a un agujero negro. Al oír esto, los demás asistentes del teatro se aterran de la posibilidad de que Sebastian los empañe con su oscuridad y le piden que se vaya. Bravat silencia a la multitud excitada con un movimiento de muñeca, y luego Sebastian es apartado del lugar de inmediato, porque ha asustado a las estrellas. En el momento justo, dos hombres agarran a Sebastian, que roba en secreto una de sus pulseras, y le escoltan fuera del salón de música. Bravat aborda a Ciel, al lado, preguntando si él es amigo de Sebastian. Ciel afirma que Sebastian es un trabajador mayor de la misma fábrica, como él. Bravat le ofrece leer su fortuna, y le asegura que Sebastian no se verá perjudicado. Posteriormente, Ciel deja caer una gota de sangre en la copa de Bravat.  Bravat emocionado le informa que tiene la protección divina de Sirius. Los otros asistentes acuden alrededor de Ciel, diciéndole que Sirius es una estrella de primera magnitud y que él es el único que está protegida por la misma. Cuando Ciel pregunta acerca de Sirius, Bravat explica que cada persona recibe protección divina de una estrella; entre las estrellas Sirio, Canopus, Vega y Polaris, la primera de gran magnitud, Sirio, es la más rara; las personas escogidas por Sirius son genios prodigios y muchos tienden a ser engañosos y volátiles. Advierte a Ciel que la oscuridad, es decir Sebastian, está acechando su luz, y que puede perderla si permanece a su lado. Él, entonces, ofrece su ayuda a Ciel para distanciarse de Sebastian, si no es capaz de hacerlo por su cuenta. Perplejo, Ciel se pregunta a sí mismo si lo que dice Bravat es realmente cierto , y si él es un ser sobrenatural disfrazado como humano. Bravat coloca el agua de la copa en un cubo situado junto a él, y le aconseja a Ciel tomar medidas pronto. Ciel da las gracias a Bravat, con la intención de salir, pero este último lo detiene y le da una pulsera; sostiene que, con el encanto, Ciel debe sentirse más cerca de la divinidad de Sirius, y que puede regresar en cualquier momento.


Después, Edward Midford corre a Ciel y dice que era algo muy audaz de Bravat haber expulsado Sebastian. Ciel muestra la pulsera a él, revelando el hecho de que la pulsera está hecha de plata genuina. Se da cuenta de que otros asistentes están usando sus propios amuletos, y que las pulseras se han diseñado de manera diferente a la suya, especulando que estas dependen de su estrella. Los otros asistentes anuncian que ya es hora de villancicos. Edward explica a Ciel que, al final de la fiesta, todos cantan juntos, y añade que, sin embargo, hoy en día parece particularmente inusual. Una anciana golpea el hombro de Edward, diciendo que hoy es el cuarto sábado, la razón de lo inusual de ese día. Ciel, Edward, y la multitud ven hacia el escenario en el cual hay varios individuos con capas oscuras que han surgido, algunos de ellos con velas. Por su parte, Sebastian es sacado fuera de la sala de música. Los dos hombres le dicen que él no es bienvenido allí, porque no cuenta con la protección celestial. Después de salir, Sebastian contempla las anomalías del lugar, y se sorprende cuando detecta una cierta presencia que ara su deleite, resulta ser un gato. Él lo abraza, exaltando sus características, y afirma que si Ciel no fuera alérgico a los gatos, con mucho gusto lo mantendría en la Mansión Phantomhive. El gato encuentra el amuleto que había robado a uno de los hombres, y él le dice no es para comer. Sebastian, entonces, comenta que le tomará algo de tiempo a su amo, por lo que decide alistar el carruaje y la cena en compañía del felino.

Mientras el demonio no está cerca, él paso el tiempo con una damisela.

PersonajesEditar

NavegaciónEditar

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar