FANDOM


Ese mayordomo, se marchaその執事、始動 Sono Shitsuji, Shidō? es el capítulo 006 del manga  Kuroshitsuji.

TramaEditar

Sebastian le entrega una pila de invitaciones a Ciel, el cuál se queja de la temporada social en la que los nobles realizan eventos sin sentido. Mientras este revisa entre las cartas (rechazando la mayoría), el Phantomhive finalmente encuentra una que llama su atención.

Tras mucho tiempo sin salir, Ciel y mayordomo llegan a Londres donde finalmente pueden estar tranquilos lejos de los sirvientes. Sin embargo, al entrar a la casa de la ciudad estos se encuentran con Madame Red y Lau, quienes han desordenado todo buscando hojas de té. Al preguntarles qué es lo que hacen allí, Madame Red responde que había venido a visitar a "su sobrinito" mientras se encontraba en Londres, mientras que Lau menciona que ha escuchado algunas cosas interesantes sucediendo en ese lugar. Sebastian se disculpa por no tener nada preparado y les sirve algo de té. Al probarlo, Madame Red elogia su preparación y le dice a su mayordomo que siga su ejemplo. Esta posteriormente cambia de tema comentando que Sebastian sigue estando tan apuesto como siempre tocándolo en la retaguardia y sorprendiéndolo; mas Ciel, al ver su conducta, le pide que se detenga.

Ciel cambia la ambientación a un tono serio cuando comenta sobre el caso de las prostitutas siendo asesinadas en las calles de Londres, algo de lo que Madame Red y Lau estaban enterados. Ciel comenta que es debido a la forma anormal de las muertes que "Ella" estaba tan interesada. Sebastian añade que la última víctima, Mary Ann Nichols, había sido herida con una herramienta para marcar haciendo cortes rápidos y dolorosos; razón por la que el asesino era conocido como "Jack el Destripador".

Ciel dice haberse apresurado en llegar a Londres al querer conocer las circuns tancias. Luego de escucharlo, Lau sonríe al ver a  los "Perros Guardianes de la Reina" que ya han sido enviados, mas comenta que en realidad el asunto no es de su interés. Este le pregunta a Ciel si tiene las agallas para ir a la escena del crimen, ya que había logrado percibir a un asesino completamente loco al verla por él mismo. Lau se acerca lentamente a Ciel y toma su rostro mientras la pregunta si estará asustado, mas el Phantomhive responde que está allí porque se encontraba preocupado por su prometida, siendo innecesario responder a su pregunta.

Al ver la mirada en sus ojos, Lau se siente satisfecho y lo toma de la mano para "ir a dar un paseo", pero Madame Red le grita molesta que espere un minuto. Ya que eran pocas las ocasiones en las que podía disfrutar de un té con Ciel, esta dice que también irá a la escena del crímen, mas cuando le pregunta a Lau la ubicación, este dice desconocer el camino. Ciel, entonces, comenta que sabe de una persona que debe haber estado en el lugar, y ambos voltean curiosos. Debido a que resultaba problemático preguntarle a la policía, el Phantomhive menciona que puede encontrar a alguien que trabajó en el caso. 

Ciel y compañía llegan a una funeraria, lo que confunde a Lau y Madame Red. Esta  pregunta molesta la razón por la que está familiarizado con un lugar como ese; a lo que el mayordomo responde que es debido a que la persona que su joven amo conoce trabaja como sepulturero. Una vez dentro, Ciel llama por el sepulturero, el cual les da la bienvenida apareciendo desde un ataúd. Este le pregunta al conde si se encuentra allí para probar su ataúd personalizado, no obstante el Phantomhive comenta que no ha ido a jugar. En ese instante, Undertaker le pone el dedo en los labios para que guarde silencio, comentando que no es necesario que le diga la razón por la que se encontraba allí, ya que este podía saberlo con una mirada; y añadiendo qué, debido a que el conde se había salido de su camino para ir a verle, haría todo lo posible para ayudarlo. Ciel entonces le pregunta directamente si sabe algo del caso, para lo que el sepulturero les pide tomar asiento sobre las ataúdes mientras hace algo de té.

Una vez que hubo servido el té, Undertaker pregunta si quieren saber información sobre Jack el Destripador, el disturbio por lo que todos estaban asustados, pero uno que no resultaba nuevo para el sepulturero. Madame Red le pregunta a qué es a lo que se refiere, y el sepulturero comenta que en el pasado hubo un caso donde prostitutas también habían sido asesinadas de una forma muy similar, pero en esa ocasión la policía no había pensado mucho en ello, añadiendo que todas tuvieron algo en común. Sin embargo, al preguntarle sobre esa característica, Undertaker se niega a hablar. Lau entonces lo alaba por su habilidad para los negocios y le pregunta cuánto dinero quiere por la información, pero el sepulturero le responde vigorosamente que no quiere dinero de la reina, argumentando que su requisito es que le muestren una "sonrisa de primer nivel", tras lo cual les dirá lo que quieran saber.

Mientras Ciel menciona que es un bicho raro, Lau le pide que deje todo en sus manos y entonces cuenta un chiste tras el cuál todos se quedan en silencio, siendo el turno de Madame Red; la cual cuenta una broma sucia que tampoco hace reír al sepulturero.  Finalmente, Sebastian le pide a todos que se retiren comentando firmemente que no vean dentro. Luego de que todos salen y tras unos segundos de silencio, la risa del sepulturero sorprende a todos y la puerta se abre, dejando ver al mayordomo que los invita a pasar de nuevo.

Ya satisfecho, Undertaker comenta que a todas las víctimas les faltaban órganos internos, específicamente el útero. Sebastian entonces menciona que debido a la hora y la precisión de los cortes los asesinatos no podrían haberse realizado por personas normales, sino por alguien experimentado. El sepulturero le pregunta a Ciel si podrá atrapar al asesino que seguramente volvería a atacar, a lo que el Phantomhive responde que sin importar los trucos que utilicen en su contra, este resolvería el caso; dejando así el establecimiento.

Durante el viaje de regreso, Ciel le pregunta a Sebastian qué es lo que piensa al respecto. El mayordomo opina que el asesino debe ser un "experto en anatomía" y además tener el conocimiento de la ubicación de la policía. Este también añade que podría estar robando las órganos para un ritual de magia negra. Madame Red pregunta por dónde empezar a buscar, ya que era "la temporada" y habían muchas personas reunidas en la capital en esos momentos. No solamente eran sospechosos los doctores de Londres, sino también médicos de cabecera personales que aristócratas podrían haber llevado, estudiantes de medicina y forasteros.

Sebastian, entonces, se levanta para anunciar que investigará a todos los sospechosos antes de que la temporada termine y vuelvan a sus casas; asegurando que es una tarea sencilla para el mayordomo de los Phantomhive, al mismo tiempo que abre la puerta del carruaje y desaparece. Ante la mirada sorprendida de Lau y Madame Red, Ciel comenta que definitivamente hará lo que ha dicho, ya que el mayordomo nunca miente.

Luego de que Grell se equivocará de camino; Lau, Madame Red  y Ciel llegan a la mansión, donde son recibidos por el mayordomo que asegura los ha estado esperando por algún tiempo. Madame Red le pregunta sorprendida cómo es que ha conseguido llegar tan rápido a la Mansión, a lo que Sebastian responde con simpleza que ha sido porque tenía cosas qué hacer allí (refiriéndose a preparar el té). Al preguntarle si ha terminado la lista de sospechosos, el mayordomo asiente con una sonrisa mientras lleva entre sus manos tres pergaminos, asegurando que le había tomado bastante tiempo investigar a cada uno de los sospechosos. Madame Red entonces le cuestiona si en verdad ha sido capaz de investigar a cada persona, para lo cual Sebastian abre los pergaminos y recita en voz alta cada una de las coartadas de los médicos, dejando en shock a la mujer.

Tras comentar que ninguno de los sospechosos mencionados podrían haber sido el asesino, Ciel les ofrece algo de té para continuar la charla. Madame Red le pregunta al mayordomo cómo es que lo ha conseguido, insinuándole que podría ser un trabajador secreto de la Reina; pero este solo responde con humildad que es un endiablado mayordomo.

GaleríaEditar

NavegaciónEditar

Capítulos
Arco del Mayordomo Negro
Capítulo 001Capítulo 002Capítulo 003Capítulo 004Capítulo 005
Arco del Mayordomo Rojo
Capítulo 006Capítulo 007Capítulo 008Capítulo 009
Capítulo 010Capítulo 011Capítulo 012Capítulo 013
Capítulo 014
Arco del Mayordomo Hindú
Capítulo 015Capítulo 016Capítulo 017Capítulo 018
Capítulo 019Capítulo 020Capítulo 021Capítulo 022
Capítulo 023
Arco del Circo del Arca de Noé
Capítulo 024Capítulo 025Capítulo 026Capítulo 027
Capítulo 028Capítulo 029Capítulo 030Capítulo 031
Capítulo 032Capítulo 033Capítulo 034Capítulo 035
Capítulo 036Capítulo 037
Arco de los Asesinatos
Capítulo 038Capítulo 039Capítulo 040Capítulo 041
Capítulo 042Capítulo 043Capítulo 044Capítulo 045
Capítulo 046Capítulo 047Capítulo 048Capítulo 049
Capítulo 050
Arco del Atlántico
Capítulo 051Capítulo 052Capítulo 053Capítulo 054
Capítulo 055Capítulo 056Capítulo 057Capítulo 058
Capítulo 059Capítulo 060Capítulo 061Capítulo 062
Capítulo 063Capítulo 064Capítulo 065Capítulo 066
Arco del Weston College
Capítulo 067Capítulo 068Capítulo 069Capítulo 070
Capítulo 071Capítulo 072Capítulo 073Capítulo 074
Capítulo 075Capítulo 076Capítulo 077Capítulo 078
Capítulo 079Capítulo 080Capítulo 081Capítulo 082

Capítulo 083Capítulo 084Capítulo 085

Arco de la Bruja Verde
Capítulo 086Capítulo 087Capítulo 088Capítulo 089
Capítulo 090Capítulo 091Capítulo 092Capítulo 093
Capítulo 094Capítulo 095Capítulo 096Capítulo 097
Capítulo 098Capítulo 099Capítulo 100Capítulo 101

Capítulo 102Capítulo 103Capítulo 104Capítulo 105
Capítulo 106Capítulo 107

Arco del Culto Azul
Capítulo 108Capítulo 109Capítulo 110Capítulo 111
Capítulo 112Capítulo 113Capítulo 114Capítulo 115
Capítulo 116Capítulo 117Capítulo 118Capítulo 119
Capítulo 120Capítulo 121Capítulo 122Capítulo 123

Capítulo 124Capítulo 125Capítulo 126Capítulo 127
Capítulo 128Capítulo 129Capítulo 130Capítulo 131
Capítulo 132Capítulo 133Capítulo 134Capítulo 135
Capítulo 136Capítulo 137Capítulo 138Capítulo 139
Capítulo 140Capítulo 141Capítulo 142Capítulo 143
Capítulo 144Capítulo 145