FANDOM



El arco de la Bruja Verde es el octavo arco del manga que va del Capítulo 86 al Capítulo 107. Precedido por el Arco del Weston College y sucedido por el Arco del Culto Azul. La historia gira en torno de Sebastian Michaelis y Ciel Phantomhive, que investigan un caso sobre una extraña maldición que ocurre en los bosques de Alemania.

ArgumentoEditar

Un par de nobles a caballo intentan cazar un zorro con sus perros en Alemania. Después de que el zorro se escape al bosque, los nobles toman un momento para decidir si deben o no ir al bosque. Uno de ellos saca a relucir el rumor de que el bosque está "maldito"; al final, deciden perseguir al zorro de todos modos. Después de andar un rato, se encuentran con una anciana que usa un amuleto. Ella les dice que se vayan o de lo contrario serán maldecidos. Los cazadores ignoran sus advertencias y se adentran más en el bosque.

Después de encontrar a sus perros de caza que no pudieron capturar al zorro, los cazadores notan que los perros le gruñen a algo. Una criatura, presumiblemente un Hombre Lobo, aparece y los cazadores, aterrorizados, huyen del bosque. Llegan a una mansión y son recibidos por un noble regordete y su doncella. Después de un momento de confusión, el noble le dice a uno de los cazadores, Reinald, que su nariz está sangrando. Reinald se derrumba poco después, pero cuando su compañero lo da vuelta, se ve que su cara se ha hinchado. El noble entonces nota lo mismo del otro cazador, Briegel, quien también se derrumba poco después.

Algún tiempo después en la Mansión Phantomhive, Ciel Phantomhive está recitando un texto en alemán en voz alta, con Sebastian Michaelis comentando que su pronunciación es bastante terrible. Ese mismo día, Ciel había informado a su mayordomo que la Reina Victoria ordenó que investigara una serie de misteriosas muertes en Alemania. Sebastian le pregunta a Ciel si la Reina le pidió que fuera en persona y Ciel lo confirma, señalando, sin embargo, que el deber de la familia Phantomhive es manejar la sociedad clandestina en Inglaterra, en lugar de Alemania, y le entrega la carta a Sebastian.

La carta dice que numerosas muertes extrañas ocurrieron en el sur de Alemania, con víctimas que estaban sanas pero que repentinamente se volvieron "grotescamente deformadas y murieron poco después". La Reina dice que le gustaría enviar apoyo médico, pero tanto el Kaiser como el gobierno alemán no le han dado una respuesta definitiva. Sebastian comenta que la Reina no pudo enviar funcionarios debido a la falta de respuesta, por lo que envió a Ciel en su lugar. Ciel se queja de que solo viajó una vez al extranjero para una misión y que no entiende por qué la Reina haría todo lo posible por enviarlo de una manera tan maravillosa fuera de Gran Bretaña. Sebastian le pregunta a Ciel si debería enviar una respuesta pidiendo una razón, pero Ciel declina, diciendo que solo evadirán la pregunta.

Ciel menciona la red de información de la familia Phantomhive que cubre Europa y Asia, diciendo que ha estado pensando en usarla, especialmente Lord Diederich, a quien heredó de su padre - Vincent Phantomhive. Él le ordena a Sebastian que le informe a Chlaus que visite a Diedrich. Chlaus viene a cenar a la Mansión Phantomhive, diciéndole en broma a Ciel que su mayordomo es bastante elusivo y apareció de repente mientras estaba en un sauna en Finlandia. Ciel le dice a Chlaus que está contento de que no esté viajando muy lejos; Chlaus responde que viajar es lo único que hace que los viejos como él se diviertan. En su informe a Ciel, Chlaus dice que había ido directamente a Diedrich cuando llegó a Alemania, pero este último lo había ignorado, alegando que estaba ocupado. Chlaus dice que terminó yendo a los lugares de las muertes él mismo, y notó que no parecía que había una enfermedad dando vueltas. Dice que los aldeanos de allí le dijeron que las víctimas habían muerto por "la maldición de la bruja". Que variaban en edad y sexo, pero que todos habían visitado el Bosque de la Bruja poco antes de morir. Le informa a Ciel que los lugareños consideran un tabú hablar del bosque. Explica que desde el siglo XIV al XVII se llevaron a cabo muchas cazas de brujas en Alemania, lo que provocó que las supervivientes refugiaran a sus familiares en el bosque y se establecieran allí, por lo que poner un pie en el bosque se consideraba mala suerte. Ciel dice que la idea de una maldición es ridícula, y Chlaus se disculpa por no poder reunir más información. Ciel le dice que no es su culpa y decide que no tiene más remedio que buscarlo él mismo.

El conde le informa a Chlaus que Undertaker desapareció y que quiere información sobre él. Chlaus le dice que él y Undertaker nunca interactuaron mucho el uno con el otro, que Vincent lo conoció por más tiempo, y que el único que conoció a Vincent antes de Undertaker fue Diedrich. Sebastian sugiere que él y Ciel visiten a Diedrich mientras están en Alemania. Ciel está de acuerdo, pero Chlaus comenta que las "antiguas bellezas alemanas" son bastante severas y frías. Ciel sugiere que solo puede rezar para que Diedrich esté de buen humor cuando lo visiten, y le ordena a Sebastian que prepare los tickets de tren.

En consecuencia, Diedrich, haciendo papeleo en una oficina, se queja a sí mismo de que Ciel trae problemas al igual que su padre. Comenta que Ciel está cumpliendo 13 años y comenzará a parecerse más a su padre.

Una semana más tarde, Ciel y Sebastian están en un tren; el primero continúa practicando el habla alemana. Sebastian comenta una vez más que la pronunciación de Ciel es terrible, causando que Ciel se rinda. Los dos llegan a las afueras de Nuremberg[1] en Alemania. Intentan contratar a un hombre local para que los lleve al bosque, pero él se niega, diciendo que no quiere obtener la maldición de la bruja, con Sebastian traduciéndole a Ciel porque este último no entiende Franconia oriental[2]. El hombre les cuenta a Ciel y Sebastian sobre las víctimas, describiendo sus caras como hinchadas y llena de bultos. El hombre les dice que uno murió, pero el que sobrevivió enloqueció por el impacto, gritando repetidamente que los hombres lobo venían; el superviviente, Briegel, había sido trasladado a un hospital más grande. Sebastian le pregunta a Ciel si debería buscar en todos los hospitales en Alemania, pero Ciel declina, diciendo que no tiene sentido hablar con un loco y que sería mejor ir al bosque ellos mismos. Sebastian le recuerda a Ciel que el hombre del pueblo se niega a llevarlos allí sin importar cuánto dinero se le ofrezca y Ciel le dice que le pregunte cuánto cuesta el transporte.

Mientras tanto, Baldroy, Finnian, Mey-Rin, Snake y Tanaka esperan en el pueblo. Baldroy se queja de que le duele la espalda y Mey-Rin lo regaña por ser indecente. Baldroy responde que estuvo sentado todo el día. Algunos muchachos de la aldea están jugando al fútbol y la pelota rueda hacia Finnian. Los muchachos le piden a Finnian que les arroje el balón, y él lo tira demasiado lejos y se disculpa en alemán. Snake se da cuenta y le pregunta a Finnian si habla alemán, y el jardinero, aparentemente avergonzado, dice que lo habla un poco.

NavegaciónEditar

Arco de la Bruja Verde