FANDOM



Misión Manga

El contenido, estructura y diseño de este artículo pertenece al grupo encargado del material canónico que incluye Capítulos, Arcos, Volúmenes y Personajes. Para hacer cambios mayores y/o unirte a la misión que busca la mejora y preservación de dicha rama, contacta a un supervisor.



Ese Mayordomo, Qué Demonio Tan Espléndido (その執事、最凶, Sono Shitsuji, Sai Kyō), es el capítulo 4 del Manga de Kuroshitsuji

TramaEditar

Azzurro Vanel le ordena a sus hombres fortificar las entradas e impedirle el paso al mayordomo. No obstante, cuando estos corren en dirección a la puerta, el mayordomo ya se encuentra dentro de la mansión. Al mismo tiempo, los sirvientes en la mansión se preguntan si estaría bien comerse el postre, o si serían golpeados por hacerlo.

De vuelta a la mansión de Azzurro, Sebastian termina fácilmente con los hombres y se dirige a la siguiente habitación, donde es recibido por el disparo de múltiples armas de fuego. Esquivando todas las balas magistralmente, el mayordomo hace uso de un perchero para derribar a sus oponentes y romperles algunos huesos. Al ingresar en el comedor principal, Sebastian nuevamente es recibido por una horda de disparos. Mientras que en la mansión los sirvientes se preguntan por el paradero de la vajilla, Sebastian lanza todos los cubiertos en dirección a los hombres, que caen heridos.

En su despacho, Azzurro se da cuenta del inusual silencio y se pone nervioso en cuanto escucha los pasos de un solo hombre. En ese momento, Sebastian entra y en una reverencia se disculpa por la intromisión, asegurando que ha venido por su amo. Azzurro se sorprende de que se trate de un simple mayordomo y le apunta con su arma, preguntándole por su verdadera identidad. Al darse cuenta de que no podrá ganarle a ese "mayordomo", Azzurro toma a Ciel por los cabellos y amenaza con dispararle en la cabeza si no le entrega lo que quiere. Mas cuando Sebastian está por sacar lo solicitado, un disparo le atraviesa la cabeza seguido de múltiples proyectiles que atraviesan su cuerpo. Con el mayordomo derribado, Azzurro festeja su victoria y se dispone a terminar con el Phantomhive, quitándole el parche mientras asegura que ganaría mucho dinero si lo vende en el bajo mundo. En ese momento, Ciel llama a Sebastian y el cuerpo de este comienza a levantarse ante la mirada aterrorizada de los presentes. Ya de pie, el mayordomo alaba las armas que han conseguido evolucionar tanto durante el último siglo y con una sonrisa les "regresa" las balas, que logran acabar con todos.

Sebastian se queja de que su vestuario ha sido arruinado, a lo que Ciel responde que ha sido gracias a que ha estado jugando. El mayordomo, viendo el estado en que se encuentra su amo, se burla de este, asegurando que "le queda bien". Azzurro le grita que se detenga o le volará los sesos al Phantomhive, a lo que Sebastian se queda pensativo durante unos segundos, preguntándose a manera de burla qué es lo que debería hacer. Ciel le pregunta si es que planea ir en contra "del contrato", a lo que este responde de inmediato que eso sería impensable, pues el sacrificio había sido ofrecido y la felicidad dejada atrás. De esta forma, Cie le ordena a Sebastian que lo salve mientras la marca del contrato resplandece en su ojo derecho y Azzurro le dispara.

Tras el disparo, Azzurro ve incrédulo que Ciel sigue con vida y que incluso no tiene ni una herida visible. En ese instante, Sebastian aparece detrás de él y le pone la bala en el bolsillo, pidiéndole que libere a su amo. Azzurro deja ir libre a conde con lágrimas de terror en los ojos. Mientras el mayordomo carga a Ciel y lo libera de sus ataduras, el hombre le pide que trabaje para él a cambio de lo que quiera, pero Sebastian se niega asegurando que no le interesan las ganancias de los humanos, al ser un demonio que a su vez es mayordomo. Sebastian trabajaría para su amo mientras este tenga la señal del contrato y hasta que su alma sea suya. Al mismo tiempo que las llamas devoran la habitación, Ciel menciona que el juego ha terminado.

En el jardín de la mansión Phantomhive, Baldroy se queja de la "fabulosa" idea de hacer palillos a falta de cubiertos, a lo que Finnian y Mey-Rin responden que todo fue su idea. Estos también se extrañan de que Sebastian no esté con la cena, pero en ese momento, el mayordomo aparece cargando a Ciel entre sus brazos. Entre los gritos de todos de preocupación por sus estados y de furia por no ser claro en sus instrucciones, Ciel menciona que se habían caído cuando estaban fuera. Finnian comenta que esa escena, con Sebastian cargando al joven amo, se parecía al estilo "Upsie Daisy", o "llevar una princesa". Ciel golpea a Finnian creándole tres protuberancias, y en eso Sebastian se disculpa profusamente por no tener la cena preparada.

Al día siguiente, las noticias del incidente en "Ferro Co." ya se encuentran en los diarios. Los sirvientes leen la nota y se preguntan qué es lo que habrá sucedido, pero entonces el mayordomo aparece y les ordena dejar de holgazanear. Sebastian toma el periódico y lee la noticia con una sonrisa en el rostro, pero entonces su amo suena la campana y el mayordomo sale de la cocina no sin antes voltear para pedirle al lector que no revele su secreto.

GaleríaEditar

Navegación Editar

Volumen 01
Capítulo 001Capítulo 002Capítulo 003Capítulo 004

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar